Mostrando las entradas con la etiqueta Artistas. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Artistas. Mostrar todas las entradas

jueves, 13 de mayo de 2010

Retrato de los Selk´Nam.


Retrato de los Selk´Nam.

Tierra del Fuego.

Anne Chapman.

Fotografías.





HASTA EL DOMINGO 30 de MAYO



53 fotos de Anne Chapman retrato de los Selk`Nam.

Anne es antropóloga y durante años ha realizado un testimonio fotográfico de los Selk Nam, aborígenes de Tierra del Fuego.



Maestros de la pintura y el dibujo tributan a dos genios literarios

Edmund Valladares – Ducmelic – Carmona – Ponce en el Museo de Arte Tigre

Hasta el Domingo 23 de mayo


Leer más...

domingo, 25 de abril de 2010

Carlos Corotto “Una visión hechizada”


Carlos Corotto “Una visión hechizada”
del 17 de abril al el 16 de mayo




El Museo de Bellas Artes Benito Quinquela Martín, dependiente del Ministerio de Educación del GCBA presenta la muestra del artista Carlos Corotto “Una visión hechizada”, a partir del 17 de abril y hasta el 16 de mayo.



Pintor autodidacta, Corotto desarrolló su carrera a través de los breves 14 años que transcurren desde su primera exposición hasta su inesperada muerte. Frente a la obra de Corotto se puede hallar huellas de sus maestros referenciales: Cándido López, Enrique Policastro y Fortunato Lacámera.



La entrada es libre y gratuita. La exposición se podrá visitar de martes a viernes de 10.00 a 18.00 hs. Sábados, domingos y feriados de 11.00 a 18.00 hs, en la Sala "Eduardo Sívori", 2° piso, Av. Pedro de Mendoza 1843, tercer piso.





Por J.M. Taverna Irigoyen, curador de la muestra



“El realismo mágico juega en la obra de Carlos Corotto un papel decisivo. Bajo su óptica, el paisaje deviene a escenario: como si allí algo hubiera pasado o está por suceder. No hay personajes -nunca una figura humana que contribuya a quebrar el sortilegio- y sin embargo, se auscultan presencias, se siente el aire de aconteceres secretos de historias de vida. En la obra de este artista se ausculta una energía casi mineral, que alimenta el paisaje, sus construcciones suburbanas, el tiempo de un árbol o de un carruaje abandonado. Nada es circunstancial en ella; y sin embargo, todo aparece como el resultado de una imagen idealizada. Quizá soñada. O aún inventada por los sentidos.

Al respecto, Basilio Uribe habla de la realidad hechizada para referirse al quehacer del artista. Y ello está muy claramente enfocado en la sumatoria de realidad más hechizo. Toda una fórmula sensorial y sensitiva para que la expresión desate nudos. Corotto elabora un paisaje en el que un sencillismo fresco, sin artilugios, estructura el misterio. La trascendencia de ese misterio. Una pared muy blanca. La secuencia de unos troncos, casi sin copas. Muros silentes. Una puerta que conduce a un interior impenetrable. Jamás gamas saturadas. Siempre colores atemperados, timbrados sutilmente: como si deseara que cada forma, en lugar de imponerse, fuera penetrando por persuasión en la mirada.”



Carlos Corotto nació en Buenos Aires, en 1933 y falleció en un accidente automovilístico en 1979. Realizó exposiciones individuales y colectivas en prestigiosas galerías de Buenos Aires y el interior del país, como Galerías Rubbers, Guernica, Van Riel y Witcomb (Ciudad de Buenos Aires). Galerías Solla, Cassará y Hotel Provincial (Mar del Plata). Galerías Gutiérrez y Aguad (Córdoba). Y en los Museos de Artes Plásticas de Chivilcoy, Provincia de Buenos Aires y Municipal de Bellas Artes "Dr. Urbano Poggi" (Rafaela).



“Momentos Musicales de los Sábados” Luego de la inauguración de la muestra, a las 15.00, el público podrá disfrutar de la propuesta “Momentos Musicales de los Sábados” a cargo de la pianista del Museo, Leticia del Corral, que interpretará obras del período barroco. La cita es en el 3° piso, Casa Museo, donde se exhibe, además, material de archivo relacionado al centenario de la primera muestra de Quinquela Martín en La Boca.





Visite la página oficial del Museo Benito Quinquela Martín http://www.museoquinquela.gob.ar/




MUSEO DE BELLAS ARTES BENITO QUINQUELA MARTIN

Directora: Lic. María Sábato


A G R A D E C E M O S L A D I F U S I O N

PRENSA: (011) 4301-1080 / Marta Sacco: msacco@buenosaires.gov.ar Móvil 15-4973-8558




Leer más...

viernes, 19 de marzo de 2010

Inauguración de “Los lugares del tiempo”, de Alain Kleinmann



El artista judeo francés Alain Kleinmann inauguró su muestra “Los lugares del tiempo”, en el Museo del Holocausto de Buenos Aires. A través de más de treinta litografías, ediciones en tela y pintura, Kleinmann evoca las poblaciones judías de Europa Central -de donde él proviene- y que debieron huir de sus lugares de origen.

Kleinmann, nacido en París en 1953, tiene más de una centena de exposiciones personales que fueron organizadas por galerías, museos y centros de arte contemporáneo en diversos países. Más de una decena de monografías fueron editadas sobre su trabajo incluyendo textos de Aragón, Marcel Marceau, André Glucksman, Elie Wiesel, Vladimir Yankelevitch, Ivry Giltis, Georges Moustaki, Hastaire, Martin Gray, Richard Dembo y Pierre Restany.

Es autor del libro “La pintura y otros lugares”, realizó decorados para el Theatre la Bruyère, Maisons des Arts de Créteil y varias tapas de libros. Es además co-fundador con Hastaire del “Grupo Memoria” (Kleinmann, Hastaire, Kuper, Zaborov, Vaughn-James, Aryckx, Diaz Galvez).

“Los lugares del tiempo”, que cuenta con la curaduría de Irene Jaievsky, fue expuesta en numerosos museos de Europa, Estados Unidos, Asia, Medio Oriente y Cuba. Se podrá recorrer hasta el 30 de abril, de lunes a jueves de 11 a 19 y los viernes de 11 a 16, en Montevideo 919, Cdad. de Buenos Aires.


Montevideo 919 - Ciudad Autónoma de Buenos Aires - C1019ABR - Argentina - (54 11) 4811-3588
informaciones@museodelholocausto.org.ar
www.museodelholocausto.org.ar

Esta Institución, declarada en 2006 "Sitio de Interés Cultural" por la Legislatura de la C.A.B.A, se sostiene con el aporte privado individual y de Empresas No percibe subsidios del Gobierno Nacional ni de instituciones comunitarias. En 2008 y 2009 recibió un subsidio aprobado y otorgado por la Legislatura Porteña.

Leer más...

domingo, 29 de noviembre de 2009

Lo latinoamericano ya no es lo que era



La tercera edición de Pinta, la feria de arte latinoamericano que se realizó en Nueva York, mostró, entre otras novedades, un creciente interés en el conceptualismo argentino.
Por: Ana María Battistozzi

Leer más en

Leer más...

martes, 24 de noviembre de 2009

Taa Huayras junto al Urquiza Coral en Tucumán



25/11/2009
Taa Huayras junto al Urquiza Coral


El grupo folklórico tucumano Taa Huayras integrado por Diego Molina (Voz), Federico Govetto Sosa (Bajo y Coros), Diego Sosa (Guitarra y Coros), Rodrigo Torena (Batería) y Cristian Medina (1º Guitarra) realizará junto al Urquiza Coral un concierto en el Centro Cultural Eugenio Flavio Virla de la Universidad Nacional de Tucumán este Miércoles 25 de noviembre a las 21:30hs. Urquiza Coral es el coro integrado por internos del Penal de Villa Urquiza que se formó hace dos años impulsado por la Fundación Música Esperanza, presidida por el maestro Miguel Ángel Estrella. La dirección del coro, así como la producción del espectáculo está a cargo del maestro Gerardo Calderón. Taa Huayras acompañó al Urquiza Coral desde su nacimiento y participó en algunos de sus espectáculos como invitados del mismo. Cabe destacar que este recital ya fue realizado en el mes de agosto dentro del penal (en el marco de Julio Cultural Universitario) pero en esta ocasión el espectáculo será abierto para todo el público. El coro interpretará temas del grupo folklórico y Taa Huayras acompañará al coro en temas de su repertorio, desplegando de esta manera un dinámico espectáculo tan original como emotivo. Las entradas anticipadas están a disposición en Juku Artesanías (Congreso 89), en Yamamusic (Mendoza 654 – Galería La Gaceta) y en el Centro Cultural Virla.

Lugar: Centro Cultural Virla
Horario: 21:30 hs
Leer más...

Carlos Thays, Un jardinero francés en Buenos Aires



Un jardinero francés en Buenos Aires
Salas Cronopios, J y C
Miércoles 4 de noviembre
al domingo 6 de diciembre

El Centro Cultural Recoleta dependiente del Ministerio de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Embajada de Francia en la Argentina, presentan esta exposición dedicada a Carlos Thays. Fotos, maquetas, planos, mobiliario urbano, objetos personales y documentos testificarán sobre la vida y la obra de uno de los principales propulsores del embellecimiento del espacio público de Buenos Aires para el centenario del 1910. La figura de Thays también fue clave en la protección del patrimonio natural, la producción de la yerba mate y la botánica científica.
Con un sentido didáctico-estético, la muestra hace foco en la necesidad de valorizar y cuidar los espacios verdes urbanos y naturales del país.
La exposición está dividida en varias secciones dedicadas a diversos aspectos claves de la personalidad y del trabajo de Carlos Thays:
Una vida, dos continentes: explica la vida privada y pública de Thays en Francia y Argentina.
El arte del jardín: muestra sus principales realizaciones públicas y privadas (plazas, parques y jardines; urbanizaciones; estancias y residencias)
Ciencia y técnica: se centra en su actividad relacionada con la botánica, el medio ambiente natural y la horticultura.
Rincón infantil: introduce lúdicamente a los niños en el conocimiento de las plazas de otras épocas.
Paseos virtuales: para quienes gustan de los paseos al aire libre, una video instalación los lleva a los parques de París y Buenos Aires.
Jardín Exterior: la exposición se completa con un Jardín de Bienvenida.
Carlos Thays (París 1849 – Buenos Aires 1934)
Fue conocido como el Jardinero Mayor de Buenos Aires. Su obra en el territorio argentino se desarrolló desde 1889 hasta bien entrado el siglo XX. Aunque francés de nacimiento y formación, adoptó a la Argentina como patria, estudiando y valorando su acervo natural y cultural. Construyó parques y paseos determinantes para la conformación de la imagen urbana nacional, incorporando flora extranjera y nativa y abarcando una amplia paleta de colores.
Como Director de Paseos de la Ciudad de Buenos Aires concretó y remodeló la mayoría de sus espacios verdes: parques 3 de Febrero, Los Andes, Ameghino, Colón, Patricios, Chacabuco, Pereyra, Centenario, Lezama, Avellaneda e Intendente Alvear así como las plazas del Congreso, de Mayo, Rodríguez Peña, Solís, Castelli, Brown, Balcarce y otras. También construyó jardines en hospitales, regimientos, edificios públicos y arboló las calles con 150.000 ejemplares.
En el interior del país ejerció como paisajista en varias provincias, destacándose su trabajo en Córdoba, Mendoza, Tucumán y Mar del Plata. Además de paseos públicos construyó parques para estancias y residencias privadas.

http://centroculturalrecoleta.org/ccr-sp/exposiciones/2009/10/28/carlos-thays/
Leer más...

viernes, 20 de noviembre de 2009

Libro "BODY POLITICS, políticas del cuerpo en la fotografía latinoamericana", presentación viernes 20 de noviembre en San Miguel de Tucumán





Presentación del libro "BODY POLITICS, políticas del cuerpo en la fotografía latinoamericana", el viernes 20 de noviembre a las 21 hs en la librería El Griego, en calle Muñecas 287.


Este libro, con edición y curaduría de Marcelo Brodsky y Julio Pantoja, contiene la obra de 34 fotógrafos latinoamericanos, textos de los curadores y de Diana Taylor (NYU, Estados Unidos) y Rossana Reguillo (ITESO, México).



Lo presentará la Dra. María Laura de Arriba, directora de la carrera de Cs. de la Comunicación de la U.N.T. También se proyectarán las fotografías del libro y conversaremos sobre cómo se llevó adelante el proyecto.


Leer más...

miércoles, 18 de noviembre de 2009

MUSICA › CARLOS NUñEZ PRESENTA SU NUEVO DISCO EN LA ARGENTINA



MUSICA › CARLOS NUñEZ PRESENTA SU NUEVO DISCO EN LA ARGENTINA

“Brasil es como una Galicia del futuro”

En el flamante Alborada do Brasil, el notable músico gallego examina los vínculos entre su tierra y el Brasil, “la gran reserva de las antiguas músicas”. Hoy actúa en el Coliseo.



Por Cristian Vitale

Algunas razones tenía Carlos Núñez, el flautista universal, “el Hendrix de la gaita”, para dedicarle un disco al Brasil. Por un lado, su bisabuelo, un tal José María Núñez que tocaba el bombardino y dirigía la banda de música de A Mezquita, su pueblo natal. Y que, en 1904, a los 30 años, se disparó hacia los misterios del Amazonas. “Siempre nos dijeron que lo habían matado por celos profesionales”, dice el bisnieto. Pero no, José María no había desaparecido. Había borrado sus pasos para transformarse en un carioca más. Abrasileñó su nombre –José Nunes–, cofundó junto a Chiquiña Gonzaga la Sociedad de Autores Brasileños y se convirtió en un faro de los carnavales de Río de Janeiro, durante los albores del siglo pasado. “Como siempre sospeché, él no se había muerto... había borrado sus pasos. Lo pillamos porque en un disco firmó como José M. Nunez. La Z española lo delató”, se ríe Núñez, genio y figura de la música celta. “A partir de ahí, descubrimos un personaje de identidad escurridiza... un bisabuelo digno de una novela.” La figura del viejo músico es uno de los cimientos en los que descansa Alborada do Brasil, sexto disco del flautista que, con “Maxixe de Ferro” –tema del bisabuelo– incluido, presentará hoy en el Teatro Coliseo (Marcelo T. de Alvear 1125).

Otro, claramente ligado, ancla en un hallazgo: las conexiones musicales entre Galicia y Brasil. Producido por Alé Siqueira (Tribalistas, Omara Portuondo, Tom Zé) y Mario Caldato Junior (Manu Chao, Beastie Boys y Chico César), Alborada do Brasil incorpora músicos clave de ambas geografías, los entrecruza bajo un mismo fin: de los Chieftains a Carlinhos Brown; de Lenine a Jaques Morelembaum; de Dominguinhos a Wilson das Neves. Traza un puente, simbólico pero real, entre ambas latitudes. “Un puente potentísimo, pero desconocido –refuerza Núñez–. Cuando los portugueses del norte desembarcaron en Brasil con la gaita, ésta se extendió. Hubo gaiteros brasileños negros e indígenas, y es cierto que con el tiempo la gaita desapareció, pero su alma sigue viva en la música popular brasileña, en el forró y hasta en la música caipira y sertaneja. Qué curioso es que en el sur de Brasil llamen gaita al instrumento que ocupó su lugar, el acordeón, ¿no?”, determina el hombre nacido en Vigo hace 38 años.

Núñez encaró un tozudo trabajo de investigación sobre las interconexiones musicales entre ambas regiones. Recala, para empezar, en aquella carta escrita por Pero Vaz de Caminha al rey de Portugal, donde el escribano conquistador cuenta cómo un gaitero recién bajado del barco transformó la tensión inicial entre indios y portugueses en una danza playera, interracial. “Aquel Portugal que llegaba a América tenía un gran peso del norte: la gaita y la lengua venían de ese antiguo reino llamado Gallaecia, que un día comprendió buena parte de la mitad norte de la península, incluidas la actual Galicia y el norte de Portugal. Hoy el Portugal oficial es más sureño, más árabe, lusitano, más de la guitarra y, por esa razón, los gallegos entendemos mucho mejor a los brasileños que a los portugueses de Lisboa.”

–¿Qué más descubrió durante los dos años que vivió en Brasil?

–Que Brasil es la gran reserva de las antiguas músicas y tradiciones de Gallaecia. Allí encontramos instrumentos medievales vivos que en Europa sólo podemos ver en esculturas, como el pórtico de la gloria de Santiago de Compostela. Esas tradiciones, a su vez, están mezcladas con el componente africano e indígena, lo que las hace aún más exitosas y universales. Brasil es como una Galicia del futuro... lleva quinientos años mezclando música celta, medieval, africana e indígena.

–Con choros, sambas, bossa novas y forrós, según el disco.

–Desde siempre quise explorar en las relaciones musicales, lingüísticas y etnográficas entre Galicia y Brasil. Mi misión fue sacar a la luz esa parte galaica y celta de Brasil que el mundo no conoce. La gente tiene un conocimiento parcial y típico del país que se reduce a los estereotipos africanistas, la bossa nova y el carnaval. Un poco lo mismo que le sucede a España con los toros y el flamenco... yo he tratado de dar un salto.

–El disco recorre muchos géneros del Brasil. ¿Qué expresiones le sorprendieron o motivaron más?

–Bueno... los brasileños son algo así como los trovadores del siglo XXI. Me interesó cómo han sido capaces de amoldar la melodía y la armonía europea al groove, el balanceo y el swing de la percusión africana. El disco abarca muchos sistemas de sonido, cada uno de ellos explora una conexión con Galicia y Brasil diferente. Imagine la cara de Jacques Morelenbaum cuando escuchó a The Chieftains tocar música nordestina o cuando Lenine, que es una estrella del rock pero profundamente enraizado, se vio rodeado de instrumentos brasileños en una sonoridad atlántica. Con la emoción, acabó confesándome que su abuelo era bretón y que él también tenía raíces celtas (risas).

–Una de las piezas de alto impacto en el disco es la que conjuga sus gaitas con lo más de veinte percusionistas de la Escola do Samba Beija Flor, de Río de Janeiro. ¿Cómo fue la experiencia?

–Absolutamente maravillosa. Ellos son los campeones de Brasil y ellos mismos adoraron la unión de sus percusiones con el sonido de las gaitas escocesas. Además, comparten con las Pipe Bands un sentido de la disciplina y la no improvisación que a priori no imaginamos en los brasileros. Hemos realizado una mezcla hasta ahora nunca acometida en Brasil: el poner a tocar juntos a una escola de samba de Rio, los percusionistas de Bahía y los “maracatús” del nordeste. Algo explosivo y novedoso.

–Haciendo un rastreo por su discografía, el trabajo que más parece asemejarse a Alborada, por método, es aquel que basó en su experiencia vivencial en Bretaña: Almas de Finesterra.

–Sí, de alguna forma ha sido muy similar, porque llegué a la conclusión de que la música brasileña es una creación colectiva, como la música tradicional. Es una de las músicas del mundo más enraizadas en su propia tradición.

–Tradición y raíces sin fronteras... suena paradojal.

–Es un tema, pero desde mi primer disco me he preocupado por explorar las conexiones de Galicia con la música celta, el flamenco, Cuba, Marruecos o Japón. He investigado la permeable frontera entre la música culta y la popular. Es algo que he vivido con mis maestros The Chieftains, y tocando con Sinead O’Connor, The Who o Marianne Faithfull... Hace mucho tiempo he aprendido a saltar las fronteras.

–¿Está pensando en indagar en otras regiones para un futuro disco?

–Acabo de grabar con The Chieftains y Ry Cooder un disco dedicado a las conexiones de Irlanda y Galicia con México. ¿Quién sabe si Argentina no será el próximo? Siento que, en el fondo, aún sigue siendo un país diferente. La saudade es un patrimonio argentino y es el único país del mundo donde la gente sabe lo que es un brasileño, un irlandés y un gallego. Además, los artistas argentinos tienen sueños de verdad, son los verdaderos hidalgos de la música. Ejemplo de ello son mis amigos: la recién desaparecida Mercedes Sosa, el tipo más generoso del mundo, León Gieco, y el virtuoso de la “gaita” argentina: el Chango Spasiuk.



Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/3-16030-2009-11-18.html

Leer más...

LITERATURA › CARLOS FUENTES Y EL MULTIPLE REGISTRO DE ADAN EN EDEN



LITERATURA › CARLOS FUENTES Y EL MULTIPLE REGISTRO DE ADAN EN EDEN

“La novela es el género en el que caben todos los géneros”

En una novela vibrante, que va de la farsa a una acidez corrosiva y no ahorra violencia, el autor mexicano enlaza historias que no necesariamente llevan a un desenlace: “Una novela que se cierra a sí misma se condena, no se puede volver a leer”, dice.




Por Silvina Friera

El hombre de fina estampa y cejas alborotadas, el único detalle que desentona con su prolijidad extrema, se queja con un tono amable, sin levantar la voz. Recién llegado a Buenos Aires desde la Feria del Libro de Santiago (Chile), quiso desayunar un té negro, pero se tuvo que conformar con una infusión insípida, tan liviana que parecía que tenía limón. En los jardines del Palacio Duhau, con la música de fondo que aporta el murmullo del agua en las fuentes, Carlos Fuentes –con 81 años recién cumplidos– afirma, como lo viene haciendo hace tiempo, que es partidario de la despenalización gradual de las drogas. Lo repite en el contexto de la presentación de Adán en Edén (Alfaguara), novela-reportaje o crónica en la que semblantea, con un tono farsesco que por momentos deviene en una acidez corrosiva, cómo México está siendo apaleado por el narcotráfico y una violencia alucinada que pareciera no tener fin. El narrador de esta historia, el empresario Adán Gorozpe, es el primer gran farsante o simulador, un arribista que pega el gran “braguetazo” cuando se casa con Priscila Holguín, la Reina de la Primavera, y pronto ese “muerto de hambre”, un pobretón estudiante de derecho, pasa a ser mil veces más rico que su suegro, el Rey del Bizcocho. El otro Adán, de apellido Góngora, es el ministro a cargo de la Seguridad Nacional que implementa una estrategia represiva. Entra a sangre y fuego a los campamentos denominados Gorozpevillas, para deshonor e injuria del narrador, acusa al mundo de los negocios y el dinero de la pobreza y marginación de esos seres a los que apresa, encarcela y maltrata por “vagos, malhechores y lacras sociales”. Sobreactúa la “limpieza” para ganarse el fervor de la opinión pública, mientras se alía con los peores criminales. Estos dos Adanes, que compartirán a la misma Priscila, se asociarán para tratar de conquistar la presidencia. Uno buscará neutralizar al otro, mostrar el fiasco de la hilacha represiva –que “no afecta a los culpables” sino que los “protege”–, pero con actos tan brutales que no se puedan superar ni igualar; doblar la apuesta, ser más criminales que los criminales para vencerlos.

No se puede contar mucho más sobre su nueva novela por pedido expreso del autor a Página/12. Fuentes sacude las manos como si espantara un mosquito que se va de boca y advierte que no quiere que se sepa el final de esta historia que pivotea entre la verdad y la mentira, la comedia y el drama. Pero dentro de la novela, como un juego de cajas chinas, emergen diversos guiños literarios, como la irrupción de un escritor, un tal Maximino Sol, que predica su confianza en los jóvenes, aunque le parece “muy poco interesante” lo que se hace en la actualidad. ¿Hasta qué punto el escritor se hace cargo de lo que les hace a decir a sus criaturas? “No, qué horror, es como si creyéramos que Macbeth era Shakespeare. Imagínese si los escritores fueran sus propios personajes. Los hay en cierto modo porque los crean, pero también se arriesga al crear; es un camino de ida y vuelta. Ese personaje es simbólico, está hecho de muchos personajes reales y de muchísimos que no se corresponden con nadie”, dice Fuentes. “En la novela hay muchas opiniones que no necesariamente son del autor. Si todo se le atribuyera al autor, terminaríamos en las cárceles, seríamos criminales, mentirosos, adúlteros.”

–Más allá de la farsa y la comicidad, en la novela se dice una frase que refleja el meollo del problema: “Los gobiernos pasan, las armas quedan”. ¿Por qué decidió que el trasfondo fuera el narcotráfico?

–El trasfondo de la novela es el horror del narcotráfico mexicano, un narcotráfico que lleva a un tema muy amplio, muy universal, que es cómo tratar este asunto. ¿Se lo combate? En México se ha comprometido al ejército porque la policía es demasiado corrupta, pero el ejército corre el riesgo de contaminarse. ¿Qué recursos tenemos? Estados Unidos también está esperando el momento para entrar y hacerse cargo de un problema que afecta a la seguridad norteamericana. Yo estoy a favor de la despenalización de la droga, aunque sea de manera gradual. Es la única respuesta. No se puede combatir con las armas a gente que tiene más y mejores armas que los propios ejércitos latinoamericanos. Cuando el presidente Roosevelt despenalizó el alcohol, si bien siguió habiendo borrachos en Estados Unidos, ya no hubo más Al Capones.

–En este sentido, en la novela aparece la imagen de la hidra: se corta la cabeza y renacen dos, y si se cortan esas dos, las reemplazan cuatro...

–Se mata o se encarcela a un narco y a la semana hay cuatro más. No hay más remedio que intentar, así sea paulatinamente, una despenalización de las drogas. El narco tiene el poder y hay lugares en donde han contaminado a los gobiernos locales. En México el narcotráfico está muy concentrado en el norte, en Michoacán; no es el gran el problema nacional, pero sí tiene una repercusión criminal muy grande. Este gran peligro de nuestra sociedad sólo se combate despenalizando.

–En un momento de Adán en Edén se menciona a los “falsos positivos” en Colombia, las ejecuciones extrajudiciales de jóvenes presentados como guerrilleros con el propósito de demostrar estadísticamente que la fuerza pública actúa con eficacia. ¿Esto sucede también en México?

–Que yo sepa no, al grado que se usa en Colombia, no. El 90 por cierto de los crímenes en México son matanzas entre los narcotraficantes, grupo contra grupo, capo contra capo; un 5 por ciento son con soldados del ejército, y el 5 por ciento restante con civiles. Básicamente es una guerra intestina entre los narcos.

–Hay muchas referencias literarias como el apellido Góngora, y en un momento se menciona a Quevedo. ¿Por quién toma partido Carlos Fuentes, por Góngora o Quevedo?

–Yo me quedo con Quevedo toda la vida por su capacidad para nombrar las cosas, por no dejar nada sin nombrar. Creo que Góngora es un buen poeta, pero Quevedo tiene la particularidad de ampliar la referencia lingüística: se puede decir esto, esto es parte de la realidad, por qué no hablar de esto, de esto y esto (dice señalando distintas partes de la mesa), como lo hacen los grandes satíricos.

–¿En la novela hay algo de ese humor de Quevedo, sobre todo por esa cuestión de convertir la grosería física en referencia poética?

–Espero que sí, eso me halaga (risas). Hay un chiste muy grosero que Quevedo hacía de sí mismo. Estaba en un camino, tenía ganas de cagar y se subió a un árbol. Entonces pasó alguien, lo vio y gritó: “Quevedo”. Y Quevedo dijo: “Cagamos, hasta por las nalgas me conocen” (risas).

–Es muy fuerte el registro periodístico que aparece dentro de la novela, sobre todo cuando Góngora, como responsable de la seguridad pública, hace declaraciones a la prensa. Lo primero que dice al asumir es que “todos somos cadáveres por venir”. ¿Por qué trabajó tan deliberadamente este registro?

–La novela nace como género de géneros con Cervantes; hay épica, picaresca, novela de moda, científica, novela dentro de la novela; hay novela con personajes de la vida diaria, con personajes reales. Desde sus orígenes la novela se presenta como ese género en que cabe todo. Se puede meter todo en la novela, lo periodístico, el ensayo, la filosofía, la lírica, el relato. Todo cabe en una novela sabiéndolo acomodar. La novela es un basurero de la literatura, pero de ese basurero vivimos todos. El acento en lo periodístico me permitía que el personaje, Adán Gorozpe, piense en lo que pasa cuando lee las noticias. Pero la novela también se da a sí misma en un momento en que en una heladería de Buenos Aires leen Adán en Edén Tomás Eloy Martínez y Sergio Ramírez; de la misma manera que el Quijote se entera de que se vende un libro que se llama Don Quijote de la Mancha, y él dice “ese soy yo”. Ese es el juego en que la novela se declara ficción.

–En este sentido, se plantea desde las páginas de Adán en Edén que no hay desenlace, hay lectura; el lector es el desenlace. ¿Por qué el rol del lector es tan fuerte en esta novela?

–Una novela que se cierra a sí misma se condena, no se puede volver a leer. No se puede volver a leer una novela de Agatha Christie porque una vez que se sabe quién es el criminal el autor de la novela se tira a la basura. Para mí la novela tiene que quedar abierta para el siguiente lector. Siempre digo que el siguiente lector del Quijote todavía no nace porque la novela ha llevado 500 años y seguirá otros 500 o 2000 años más. La novela tiene que quedar abierta para que el lector la continúe y la transmita a otros lectores.

–En otras novelas suyas no está tan presente el lector con la fuerza que aparece en esta, ¿no?

–Posiblemente no, porque escribo novelas para educarme.

–En un momento uno de los personajes plantea que “ironizamos para admitir como verdad una mentira enmascarada a fin de revelarla”. ¿Sólo en este sentido apela a la ironía o cree que hay muchas más capas y tela para cortar?

–La ironía tiene muchísimas capas. La ironía es un hecho existencial, sin la ironía no podríamos sobrevivir. Saberse mortal y tolerar esta idea de que vamos a morirnos requiere de una ironía muy grande para no suicidarse.

El prometido té negro, que se hizo rogar, llega. Ahora parece que está mejor, que es más fuerte. Fuentes evoca con una chispa de picardía lo que significó que su padre, diplomático, fuera trasladado de Santiago de Chile, donde vivió entre los 11 y los 14 años, a Buenos Aires. Tenía 15 cuando llegó a esta ciudad que lo deslumbró, a pesar de que el primer día de clases volvió espantado por el corset fascista que se respiraba en las aulas, contaminadas por las ideas de Martínez Zuviría, el escritor que firmaba como Hugo Wast, el ministro de Educación de Pedro Ramírez. Pero su padre, comprensivo con ese adolescente inquieto que no quería asfixiarse y repetir consignas de mausoleo, lo alentó que a callejeara por la ciudad. De su pasión por Buenos Aires regresa al arribismo de Gorozpe, el narrador y personaje de la novela. “En toda sociedad en formación se encuentra este tipo de personajes arribistas. Es un hecho que se ha dado siempre, pero se acentúa en las sociedades burguesas porque son sociedades en formación y deformación constante. Yo estudié mucho este fenómeno porque la Revolución Mexicana cambió totalmente la sociedad”, explica el escritor. Fueron expulsados los viejos terratenientes, el antiguo régimen entró en colapso y se renovó. Los millonarios de La región más transparente son los mendigos de Adán en Edén. Los nuevos ricos de esta etapa están relacionados globalmente, cuando antes estaban encerrados en veinticuatro estancias.

–¿México es un país enamorado del fracaso, como dice uno de los personajes?

–Bueno, aunque lo dice un personaje, creo que es cierto. México es un país que ha sufrido mucho, que ha tenido grandes catástrofes, sobre todo desde la independencia. Nos llevó mucho tiempo organizar un Estado nacional. Teníamos un Estado sin techo, porque la colonia era el techo de nuestros países; luego teníamos muros y los derribamos, pero nos quedamos en dictadores como Santana. Después hubo un intento de reforma, pero volvimos a caer en la dictadura. La revolución se vio a sí misma como una revolución que le daba entrada a toda la realidad del país, la educación, la cultura, el progreso, el desarrollo económico. Los setenta años del PRI fueron una especie de alianza nacional de centroderecha o de izquierda, bajo una misma cúpula, que realmente se volvió intolerable a partir del año ’68 con la matanza de los estudiantes en Tlatelolco. A partir de ahí, el PRI se empezó a desintegrar y entró a la oposición. Le atribuimos la corrupción al PRI, que ha estado siete décadas en el poder, pero luego descubrimos muy rápido que el PRI no tenía el monopolio de la corrupción, que en los otros partidos también había corrupción. El PRI era corrupto pero eficaz... y va a volver en el 2012. Se lo aseguro.

–¿La corrupción es el combustible del sistema político?

–La corrupción es endémica en todos los países del mundo, sólo que en algunos se revela y se castiga más que en otros. Los Estados Unidos es un país corruptísimo; lo que pasa es que hay un sistema judicial que descubre a los corruptos y los castiga. Ningún latinoamericano llega a ser tan corrupto como Bernard Madoff (el ex financista acusado de fraude), condenado a 150 años de cárcel. Un mexicano cínico –yo no lo soy– le diría que la corrupción es el aceite que mueve una sociedad y que sin corrupción no hay progreso...

“La realidad es más de lo que creemos; puede abarcar muchos mundos que se complementan entre sí. El mundo de la realidad, que estamos aquí en este idílico hotel, incluye la fantasía que está trabajando dentro de cada uno de nosotros en este momento”, sugiere Fuentes. “No hay política sin farsa o no hay farsa sin política. La política, vista desde cierta distancia, resulta una gran farsa en la que todo el mundo les dice mentiras a otros.”



Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/4-16037-2009-11-18.html

Leer más...

sábado, 14 de noviembre de 2009

A LOS 82 AñOS MURIO LEONIDAS LAMBORGHINI, UN HOMBRE QUE PARTIO AGUAS EN LAS LETRAS



A LOS 82 AñOS MURIO LEONIDAS LAMBORGHINI, UN HOMBRE QUE PARTIO AGUAS EN LAS LETRAS

Despedida para el big bang de la poesía argentina

Desde la publicación de El solicitante descolocado, Lamborghini fijó una expresión poética que fascinó a unos y descolocó a otros. Su imborrable carcajada impone un adiós desprovisto de solemnidades.




Por Silvina Friera

¿Quién va a meter las patas en las fuentes de la poesía ahora que te fuiste, adorable bufón, “periférico” y “marginal”, de risa canalla? “El tono es todo, vos le cambiás el tono a un texto y chau”, dijiste a quien esto escribe, como puede, intentando que el acento no se precipite por el abismo de la tristeza alambicada. A Leónidas Lamborghini, que murió ayer a los 82 años, al poeta que revolucionó la poesía argentina con El solicitante descolocado y escandalizó a los vates elegíacos que lo acusaron de mancillar la poesía, no le gustaría una inflexión fúnebre, solemne, de efecto emotivo y lacrimógeno. Contra esa modulación, que asfixiaba a la poesía argentina de fines de la década del cincuenta, plantó sus banderas revulsivas sin concesiones. O mejor dicho, desafiante y también a la defensiva, porque intuía los rechazos que provocaría su estética socarronamente gauchesca, barajó y dio de nuevo al lanzar un experimento hasta entonces inconcebible, aunar lo nacional y popular con una propuesta vanguardista, burlona y lúdica, en una época de escasa fertilidad para comprender el “compromiso” que el poeta estaba asumiendo. Su voz será eternamente joven; el mote de octogenario le sentaba como una patada al hígado de sus versos, siempre nuevos y agitados por una respiración entrecortada, como si balbuceara.

Quizá para escribir sobre Leónidas haya que entregarse a una suerte de “vagabundeo mental”, que es lo que el poeta practicaba, encerrado en su austero departamento de la calle Laprida, tratando como Prometeo de arrebatarle palabras al silencio en compañía de su perro Dodó. Un hombre joven, que había nacido el 10 de enero de 1927 en Buenos Aires, para colmo de males peronista y poeta, andaba desorientado por las calles de una Buenos Aires convulsionada por la represión de la “Revolución Libertadora” del ’55. Hijo de un próspero ingeniero industrial que no toleró la idea de que sus hijos (Leónidas y Osvaldo) se dedicaran a la literatura, Lamborghini se la rebuscaba como cobrador o encargado de fábrica, lo que pintara, mientras garabateaba sus primeros versos, que se publicaron en la plaqueta El saboteador arrepentido. Le agarró un metejón, el de la poesía, que nunca lo abandonó, a pesar de que no cuajaba con la estética de la generación del ’40 ni pertenecía a la generación del ’50. Pero el hecho de ser un huérfano no lo amedrentó. Sabía que andaba solito, pero estaba convencido de que lo que estaba escribiendo valía la pena.

Comenzó a probar con el contrapunto de voces de su emblemático poemario, El solicitante descolocado, reeditado el año pasado, a cincuenta años de su publicación, por la editorial Paradiso. Una es la del solicitante descolocado, en el infierno de la degradación de toda una sociedad y de su existencia porque la aventura peronista quedó clausurada. La otra es la del saboteador arrepentido que espera la redención de sus culpas. De modelo, le sirvió la gauchesca del Martín Fierro, las voces de Cruz y de Fierro, pero también su libro de cabecera, Alicia en el País de las Maravillas, de Lewis Carroll. El ciclo de El solicitante descolocado incluiría los poemarios Al público, Las patas en las fuentes, La estatua de la libertad y Las diez escenas del paciente.

En aquella entrevista con Página/12, el poeta recordaba a ese solicitante descolocado, esa voz con la que a los 81 años continuaba dialogando. “El solicitante lanza consignas, ha leído a Marx, a Perón, a Dante, Baudelaire, Discépolo, los poetas gauchescos y todo eso es una mezcla explosiva para él. Su cabeza no da para hacer una síntesis. Habla como puede, a balbuceos, a tartamudeos. Ahí empieza la utilización de un recurso, el anacoluto, que es dejar la frase por la mitad, pensando que al podar ahí toma más fuerza que si le ponés la información. Siempre he dicho que se ve más la rama en el tronche que en la rama entera. En el poema clásico se pasa sin transición a que la musa ayude al poeta, tanto en Homero, como en Dante y en Hernández, pero acá se establece una tensión porque se le niega virtud, en el sentido de poder. El solicitante no tiene virtud para hacer un poema, trata de decir como le venga, y nunca tiene tiempo. ¡Lo neurótico que es ese personaje... como para tenerle fe! Es una especie de Erdosain, si hablamos del modelo, pero el autor siempre se equivoca.”

Quienes han tenido el privilegio y el placer de pasar unas horas o una tarde con Lamborghini saben del manantial de anécdotas que podía desenterrar de su memoria, a veces un tanto esquiva, este viejo encantador. Cuando aún era un poeta inédito, leído por unos pocos que “le dieron pelota”, Rodolfo Alonso y Paco Urondo le prometieron organizar una lectura en el Teatro del Pueblo. Hacia allí rumbeó el poeta con su cuadernito. La gente comenzaba a irse. Emma de Cartosio, según lo narraba Lamborghini hasta imitando el tono exasperado, se levantó y gritó: “¡Para esto pagué, para esto vine!”. En otras lecturas, también sintió la reprobación de sus pares. “Esto es confuso”, “eso no es poesía”, o “¡Qué hace esa risa sarcástica, payasesca en un poema, por favor!”. “Todo lo que oliera a peronismo era la alpargata, más un poema que se llamaba Las patas en las fuentes. Hasta los muchachos del aparato me corregían y me decían: ‘No compañero, las patas en las fuentes no, los pies en las fuentes...”, repasaba Leónidas.

El poeta sabía que tenía que asimilar la distorsión y devolverla multiplicada: “Vos me decís aluvión zoológico y yo te digo las patas en las fuentes”. La eclosión, el bullicio social, el ascenso de una clase no lo asumía la poesía de fines de los años ’40 y principios de los ’50. “Los poetas del PC hablaban de un obrero idealizado y con un lenguaje poético y no con el lenguaje de la calle, no miraban que eso podía ser una poética también. Eso era inédito. El que lo aceptó fue Marechal, pero estábamos en la misma onda. Marechal me dijo que yo había abierto un nuevo camino para la poesía. Pero eso fue a posteriori, en los ’60, cuando nos conocimos”, comentaba el poeta. La risa no tenía el beneplácito de los elegíacos, que creían lo que él hacía era un chiste o una o broma, la más genial y formidable broma de Leónidas que por una ceguera y sordera combinadas no podían apreciar. Los precursores pagan el precio del rechazo, aunque después el tiempo y los lectores se encarguen de reparar las viejas heridas.

Lo corrió el terror de la dictadura por su militancia peronista –fue guionista del programa radial El Toto te la canta justa, de la campaña de Héctor Cámpora–, y se exilió en México desde 1977 hasta 1990. “Tuve suerte de encontrar laburo, pero no toqué para nada la poesía. Me sentía extraño. Fue como pasar de un exilio a otro”, se lamentaba por ese período de sequía. Pero regresó y siguió escribiendo en sus cuadernos (la computadora para él era “fantasmal”) y publicando, entre otros, Circus, 11 reescrituras de Discépolo, Perón en Caracas, Mirad hacia Damsaar, La risa canalla (o la moral del bufón), Encontrados en la basura, Carroña última forma; las novelas Un amor como pocos, La experiencia de la vida y Trento; además de la obra de teatro Perón en Caracas.

“Hay que captar y ver lo que está volando para ponerlo en un poema”, sugería el poeta. “No hay originalidad, todo pasa por apropiarse de lo que cada uno crea que le sirve. Por eso hay que tener mucho cuidado con la palabra creación, como si fuera ex nihilo, es decir de la nada”, advertía Leónidas. “Hace rato que nos venimos influyendo, copiando y reciclando desde Homero, o antes que él. Hay un reciclaje continuo de temas, de expresiones, de versos, que se van presentando de otra forma. Yo adhiero a lo que dice el Eclesiastés, ese libro maravilloso: ‘No hay nada nuevo bajo el sol’. Cuando alguien habla de originalidad, o es un estúpido o es un impostor.” Leónidas confesaba que no se sentía cómodo con el actual reconocimiento y que añoraba la época en que se lo criticaba. “El sistema primero te rechaza y después te adopta, entonces uno tiene que tener mucho cuidado y desconfiar. No hay un libro mío que se parezca al otro; no para desacomodar al lector sino para desacomodarme a mí mismo y no acostumbrarme a estar en un mismo lugar, porque a mí entre otras cosas se me acusó de no tener estilo. Si hay una unidad en mi obra, está en el cruce entre lo ‘alto’ y lo ‘bajo’.”

Cuando Ricardo Piglia presentó el poemario Odiseo Confinado en 1992 (reeditado por Adriana Hidalgo), escribió un recordado texto en el que confesaba que “todos admiramos a Leónidas Lamborghini y todos lo hemos copiado”. Se lo va a extrañar, pero con una limpia y sonora carcajada, de ser posible, al evocar sus poemas, sus reescrituras, su empecinamiento poético y vital. Leónidas fue el big bang de la poesía argentina. Tal vez ahora más que nunca sea pertinente citar una de sus frases de cabecera de su amadísimo Discépolo: “Tanto dolor que hace reír”.

* Sus restos serán velados en la Biblioteca Nacional (Agüero 2502) hoy hasta las 16.



Permalink:
http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/2-16001-2009-11-14.html

Leer más...

jueves, 12 de noviembre de 2009

Los Arrieros festejarán sus 25 años con un recital en el Virla



Miércoles 11 de Noviembre de 2009 La agrupación presentará los temas que integrarán su nuevo disco. Habrá canciones de Yupanqui, Zitarrosa, Falú y Dávalos.


Atahualpa Yupanqui, Jaime Dávalos, Eduardo Falú y Alfredo Zitarrosa son algunos de los compositores elegidos para celebrar los 25 años del grupo Los Arrieros.
En un recital que se realizará mañana, a las 22, en el Centro Cultural de la UNT (25 de Mayo 265), la agrupación presentará los temas que integrarán su nuevo disco, que aún no tiene nombre y que comenzará a grabarse en breve. Se trata de un repertorio integrado por canciones de estos autores clásicos y también de Hugo Chagra y de Polo Giménez, entre otros.

El repertorio
Los Arrieros, integrado actualmente por Fabio Dip, Adrián Argañaraz, Patricio Pérez Disantis y Enzo Maruzza Thompson, planea lanzar al mercado el nuevo disco el año que viene. "La intención de este concierto es festejar nuestros 25 años de trayectoria y también poner a consideración del público estos temas. Seguramente varios quedarán finalmente dentro del disco; otros, los que no sean tan apreciados por el público, se suprimirán", dijo Dip. Es que, en definitiva, este tipo de conciertos intimistas y festivos, sirve justamente para que el grupo comparta con el público sus proyectos. "Los temas son, en su mayoría, canciones consagradas de los años 60 y 70 que aún mantienen frescura y vigencia. Y esto es algo que sólo las obras destinadas a ser verdaderos clásicos pueden exhibir", agregó el músico.
La idea de hacer un concierto más intimista apunta justamente a la necesidad de compartir la historia del grupo con todos aquellos que lo acompañaron durante más de dos décadas. "En este tipo de recitales el público suele comentarnos a viva voz que le pareció tal o cual tema. Y eso nos ayuda a crecer como grupo", adelantó Dip.
La elección del Virla como escenario del festejo también tiene que ver con la historia de Los Arrieros. "Nacimos casi al mismo tiempo. Y además fue el lugar que les permitió darse a conocer a muchos jóvenes de aquellos tiempo, en especial, a nosotros mismos", concluyó Dip.

http://www.lagaceta.com.ar/nota/351964/Espectáculos/Arrieros_festejaran_sus_25_años_con_un_recital_Virla.html

Leer más...

viernes, 18 de septiembre de 2009

Gallery Night Jardín Oculto... Tucumán





Inauguración :24 de Septiembre de 2009 20hs en Jardín Oculto.
Venezuela 926 San Telmo Buenos aires


TALLERES DE ARTE SONORO CON CHATARRA ELECTRÓNICA
24 y 26 de septiembre de 16 a 19 hs (con inscripción previa y un costo de 15$ de materiales)



LABORATORIO DE ELECTRONICA APLICADA AL ARTE SONORO. CIRCUITOS ALTERADOS INTRODUCCION A LA ELECTRONICA PRACTICA. TEORIA Y ANTI-TEORIATECLADOS Y JUGUETES SONOROS INTERVENIDOS. APARATOS FOTOSONOROS.GUITARRAS ELECTRICAS CASERAS.INTERFASES INTERACTIVAS.DESARROLLO DE PROYECTOS DE LOS TALLERISTAS



Para ver imágenes de los trabajos http://www.losaparatos.blogspot.com/



Inscripción: jardinoculto@gmail.com




cupos limitados.


Abierto al público: Martes a Sábado, 14 a 20hs


Leer más...

sábado, 13 de junio de 2009

martes, 17 de marzo de 2009

“El arte no es un pasatiempo, sino una necesidad, como comer”

Fue un joven protagonista de la gran época del pop argentino y se asume como una de sus memorias. Trabajó 23 años con Jorge Romero Brest, director del Instituto Di Tella, a quien sigue admirando como hace cuatro décadas. Una recorrida con un artista valioso de una época especial, nunca repetida, y de los valores que la sostuvieron.


http://www.pagina12.com.ar/diario/dialogos/21-121601-2009-03-16.html
Parte de la entrada que estará a la vista






Leer más...

lunes, 16 de febrero de 2009

ILUSTRACION Y ROMANTICISMO

Los pintores que no son coloristas no hacen pintura sino grabado. La pintura propiamente dicha, a menos que se quiera hacer un camafeo, implica la idea del color como una de las bases necesarias, así como el claroscuro y la proporción y la perspectiva. La proporción se aplica tanto a la escultura como a la pintura; la perspectiva determina el contorno; el claroscuro produce el relieve por la disposición de las sombras y de los claros puestos en relación con el fondo; el color da la apariencia de la vida, etcétera.

http://www.pagina12.com.ar/diario/verano12/subnotas/120010-38242-2009-02-15.html



Parte de la entrada que estará a la vista





Leer más...

sábado, 7 de febrero de 2009

ADRIANA ROSENBERG Y UN BALANCE DE LA MUESTRA DE PROA

La huella de Marcel Duchamp


Como cierre de la exposición que trajo al artista francés a la Argentina, la presidenta de la Fundación Proa analiza el valor de su obra, repasa las reacciones generadas y anticipa los nuevos proyectos de la institución.

http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/espectaculos/2-12787-2009-02-07.html



Parte de la entrada que estará a la vista





Leer más...

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Miguel Ángel Estrella volvió a visitar Vinará

Vinará, localidad del departamento Río Hondo, recibió recientemente la visita del maestro Miguel Ángel Estrella en la Fundación Música Esperanza, con motivo del reconocimiento post-mortem al Dr. Abdala Mukdise. Asistieron el diputado provincial Humberto Juárez; la secretaria de Turismo Cultura y Deporte en representación del Ejecutivo y miembros del gabinete municipal, así como también familiares del Dr. Abdala Mukdise; amigos e invitados especiales. En el acto reconocimiento se efectuó el descubrimiento de la placa recordatoria y bendición de la misma; hablaron don Pablo Villarreal, el Dr. Gustavo Mukdise y el artista Miguel Ángel Estrella.
El renombrado artista expresó: el Dr. Abdala era un hombre diálogo y destacó además “un amigo es otro en nuestro propio cuero al referirse a su gran amigo”. Miguel Ángel Estrella deleitó a los presentes con el encanto de sus melodías a través del piano.
Leer más...

domingo, 21 de diciembre de 2008

El Malba exhibirá hasta abril de 2009 sus nuevas adquisiciones

Dibujos, pinturas, fotografías, videos e instalaciones de Grete Stern, Luis Fernando Benedit, Oscar Bony, Fernando Bryce y Nora Dobarro, entre una veintena de artistas, forman parte de la muestra Adquisiciones, donaciones y comodatos que se expone hasta abril próximo en el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires.
Leer más...